Un 25% de los alumnos, desde la Educación Primaria hasta el Bachillerato, son víctimas de violencia y acoso escolar.

No nos engañemos: el mal trato no es una realidad marginal ni tampoco aparece de forma puntual. Se trata de un problema real y sistemático que no sólo afecta a la integridad física y psíquica del alumnado, sino también la de las personas que forman parte de la comunidad educativa. Ante esta realidad, es evidente que la escuela tiene un papel crucial como agente de socialización.

El curso Plan Anti-bullying pretende dar herramientas útiles y concretas y ofrecer recursos para trabajar el buen trato en tres grandes ámbitos: en la escuela, en el aula e individualmente.